Entradas

Mostrando entradas de 2011

Ni idea

Sólo se me ocurrió que podía venir aquí y aventar dos o tres sucios chorretes de melancolía y congestión. Los pasos andados me resuenan en los oidos, y el palpitar de tus pechos se me antoja lejano, dulcemente lejano. Pienso esto mientras dejo de oír la canción que a dúo cantan Justino y su guitarra junto al fuego. El frío descendió con singular rapidez esta noche, o acaso los días se están acortando.  -Ven- Sonia me insta a volver de mi interior. Ella siempre ha fungido como el ancla que del tobillo me mantiene clavado a esta árida tierra. También es la única que puede hacerlo. Y la única a la que se lo permito. La única. Entreabro los ojos porque el polvo me pesa en las pestañas y el sueño me pesa más en la nuca. Con las manos me retuerzo el cuello hasta escucharlo crujir. A Sonia nunca le ha gustado que lo haga. Piensa que es un intento de suicidio...Sin embargo no puede evitar observarme al hacerlo, guiada por algún morbo que no comprendo. Aunque quizá sólo sea que se preocupa de que…

Bulimia

Hoy no quiere utilizar la primera persona del singular. Hoy no está dentro de "yo"...está indispuesto. Favor de llamarle más tarde. Más bien ha decidido convertirse en un par de manos autómatas que cumplan sus caprichos: ya sea que los arrebaten, los toquen, los modelen, los destruyan. Casualmente el instinto se ve muchas veces reflejado en estos apéndices tan propios, y a veces tan ajenos e independientes. Y mientras las manos (que ahora son su ser) se afanan sin objetivo claro, decide también aportarse un par de oídos. La música que las manos han creado accidentalmente, en el teclear, en el modelar el barro, en la percusión del cuerpo cálido que presiente ahí junto. Y las manos y oídos, en conjunto han decidido hacerse de un par de ojos, porque se dan cuenta de que el espacio adyacente es vastísimo y las manos solas no lo abarcan, ni los oídos lo perciben en el eco de la música. Así, los ojos no sólo reconocieron el volumen incomprensible que les rodeaba, sino las obras que h…

Panoramic tryout

Imagen
Compártoles aquí una foto mía, armada con otras cuatro...Un primer intento bastante rudimentario de hacer una foto de tipo panorámico, ya que fue con cámara compacta, sin tripié ni nada. Pronto vendrán intentonas más depuradas...igual el armado y manipulación digitales le dieron algo de lustre.

New horizons

New horizons and a new kind of danger ahead, beyond my arms.
Disarm, please, your troops and your will. I ain't the enemy I'm just a ghost passing by Don't mind me,  for I'm a scar on the road.
Silence is the moment between when titans fall and before they reach the ground. Life begins after that...yet again.
Slippin', and the sensation of hunger... A pill poured through the teeth, or the lack of space in the lungs. A failure in the dreaming sequence or the shutting down of the whole system...???

Aquel profundo suspiro

Acostúmbrame al error;
que el dolor estomacal no cese.
Que la migraña
me divida
el alma en pedacitos
y el suelo sobre el que descanse esté erizado como tu piel
                                                                     sorprendida.

Marejadas
                voluminosas
                                   e x p a n s i v a s
                                   de CALOR.
minúsculas partículas de agua que brotan,
se juntan en racimos en la espalda
en vano                tratan de              evitar             que el sistema se sobrecaliente.

Arráncame, de un ta---jo y sin más, el cuero pergaminoso
porque algún magnetismo en tu cadera
está arrastrandooooooo hacia ti
el hierro de mi sangre.

Las luces verdes y el alcohol en tu boca

¡Vámonos a donde el sol no pegue! A aquel rincón oscuro que llamamos habitación.
Yo le llamo habitación a tu receptáculo de sonidos y caricias. A tu conservorio hueco de piel cansina. Vamos a esa madriguera nuestra. Entiérrate, rebusca, revuelve la matriz de las emociones. Deja que las sales del sudor cristalicen en los poros, que nos disgreguen, nos vuelvan polvo Soplarnos mutuamente, para volar, volar, y ser nube efímera. Partículas con partículas de grises tonalidades, en el espacio que nos creamos para ser. La invitación me encanta, es de las mías. Por ahí dicen que a lo que te truje.. Y se me da ser Chencha, o chacha, o chucha.



Parte del trueque efímero entre Jula Malversada y éste humildísimo servidor que se decidió rescatar en favor del diezmado pero selecto público.

Algún silencio ajeno

Ya sabes. De esos días en que te sientes maderita flotando en altamar y acorde aplastado entre los dedos de una bella mujer. Entre sus labios, mejor. Si va a doler, que valga la pena.
Tiendo a tenderme bajo la tienda, y así, tendido y a tientas voy tentando las tentaciones con que el Tentador se ve tentado a tentarme...tan débil es su voluntad. La mía también y sucumbo a su danza.
¡Danza! Por su parte Dios se manifiesta en ella: la prueba de su existencia está en la genética perfectamente obrada de la mujer, que nace queriendo mover su cuerpo al ritmo de unos tambores, de unos aplausos, de unas monedas o de un suspiro.
Pero en verdad sépase: Aquí no desfallece. Se corrompe una infinitesimal parte de uno, algo así como media célula a la vez. Media célula que va quedándose hueca, que se rellena luego de ollín y que se convierte en ascuas al poco.
¡Imagínate, sapo horroroso que vive tras el espejo, las desventuras ampulosas! No es sencillo ser el arquitecto de la obra que hoy implotas, y…

Me ha dado por mezclar sabores

They were right about you...

Me ha dado por mezclar sabores
y por entre los dientes he dejado pasar ignominia
y desazón.
Escarabajos afables que parecen limarme la dentadura
con sus patitas de goznes rechinones.

Que caigan
la apatía y el gatillo,
sin que el percutor tras de mi nuca
llegue nunca a activarse.

Y si los libros hablaran, los libros de cocina, claro,
legitimarían mi actitud reciente
de vivir en la sinestesia:
aplicar las leyes de la escultura y el oro
a los platillos sensoriales
con que hemos retozado en las tardenoches
mi pobre estómago apaleado
y yo.

Manual para espectros

Algunas siluetas sentadas frente al mar, unidas tan solo por los tequilas en sus estómagos, en sus gargantas. Pero una de ellas se escabulle como suspiro intranquilo hacia la marea alta. Atrapar sombras huidizas como líquido entre los dedos es una actividad peligrosa, un camino tortuoso y a veces infructífero para el que desespera. Pero dicen los que saben, que con todo esto, es una dulce dulce profesión. El final feliz de éstas y otras expediciones jamás llega. Jamás. Y no es de extrañar, porque no se trata de llegar a algún lado, de atrapar a la presa...si no de disfrutar el camino que lleva allí, el reto y el misterio. No existe más manual para atapar sombras. Salvo las palabras que dictan el inconciente y el instinto porque para ellos esto y el amor son juegos ya jugados, tal vez en otras vidas. Y no hay, a final de cuentas razón para un manual, cuando todo conocimiento se puede resumir en una sabia frase, universal, indivisible, luminosa: "Mientras damos con el indicado, disfrutemo…

Concientización

Imagen

Aleatorismo

Tuve ganas de vomitar...pero no encontré la música de fondo apropiada. Ahora el aleatorio no me ayudaba; tal vez fuera una señal. ¡Nah! Es señal si le doy el significado y la importancia. De momento sólo es un grano en el trasero. Yo logré salir de la barranca, me recae. Por fin decidí tratar con un nuevo elixir para despejarme la garganta y cantar sin que las flemas intenten asesinarme. Y debo admitir que hasta ahora va bien...hasta mis oidos parecen despejarse un poco del exceso de cera que les caracteriza. Las decisiones en la vida, en realidad recorren un aspecto ciertamente pequeño de posibilidades. Lo único que cambia es el tamaño y magnitud de lo implicado y del resultado. Pero en esencia es lo mismo decidir prender un cerillo que ir tras esas carnes que no nos dejan dormir, o eliminar a alguien de algún lado por alguna razón.
Así decidí tomar las riendas de mi vida: quité el modo aleatorio y escogí por mí mismo lo que habría de ambientar mis sueños recién remasterizados.
Imagen
Mi ocio no es razón de falta de actividad, pensé. Mi falta de actividad es fruto de la importancia que le doy a mi tiempo de ocio.
Bendito el humano que dejó de arar la tierra y se puso a pintar sus manazas en casa, mientras trataba de plasmar sus demonios y no siguiendo la moda del vecino sino imponiendo la propia.


"finding beauty in the disonance"


Pequeña muesca en el cerebro que diferencia a los hombres irrisorios de los Monstruos y Titanes que llamamos "genios".

Falla del circuito

Comer y mantenerse en forma. El ejercicio regular produce las endorfinas necesarias en el individuo para que se mantenga optimista incluso frente a las toneladas de rutina y el "estrés" a que se le somete a cada tanto. Se controla al sujeto para que se mantenga alejado de vicios nocivos como el cigarro y la droga; no se le aleja del sexo, pero si se le ha erradicado el vicio mortal del amor. Llega a casa y no por simple coincidencia enciende la televisión justo cuando va comenzando su programa favorito. Horas después, al sonar el comunicado en las calles de que ha llegado la hora de dormir, apaga el aparato justo a mitad del noticiero "imparcial" con que se entretiene su mente antes de dormir. Se detiene un poco en las noticias trágicas y sentimentales. Por la mañana recorre sus habituales 3 kilómetros a medio trote, codo a codo con los vecinos de su cuadra. Platican entre sí mientras miran al frente. Está feliz hoy y eso le da energía para un pequeño sprint con el qu…

Deliró

Deliró. Y con razón. Si lo que sus ojos dejaban pasar a su interior nadie antes lo había visto, ni nadie lo volvería a ver. Cuando menos no con el mismo significado que el que él le daba al portento. La tierra se abrió como boca hambrienta. De su interior surgió una mujer. "¡Y qué mujer!" se sorprendió pensando y luego reprimiéndose por el lapsus. "Serán los nervios" dictaminó. El alcohol en su sangre terminó empujándolo y haciéndolo caer sentado al piso. -Necesito tu corbata- expresó la mujer con voz gruesa cuando ya tenía la dicha prenda en su mano. Desde luego el pobre borracho no pudo más que abrir los ojos tanto como la soñolencia se lo permitía. Luego retrocedió al agujero de que provino y que se rellenó al instante. Allí no había pasado nada, y el ilustre parroquiano sabía que no había cómo demostrar aquella ruptura del régimen de verosimilitud. Caminó tristemente de regreso al pueblo. No reparó en el camino que seguía hasta que se descubrió de vuelta en la cant…

Más que un par de miradores

"...Y por decirlo así, fabricado con tal arte y artificio, que en razón de cuerpo, y dentro de sus límites, en ningún modo puede imaginarse cosa más perfecta y acabada en tanto grado, que la estructura sola de los ojos, a quien la contemple, y examine con atención, no podrá menos de parecerle uno de los mayores portentos y milagros."


Juan Interián de Ayala. El pintor cristiano y erudito, o tratado de los errores que suelen cometerse frecuentemente en pintar, y esculpir las imágenes Sagradas. Siglo XVIII

Ascuas

Imagen

Silencio a dos voces

Imagen
Comenzamos para terminar. Los comienzos son luces amarillas brillantes que se encienden en algún salón enorme.  Y desde un rincón sombrío me miras con figuras taciturnas que respiran que se mueven y que gritan en medio de los dos.
No te conozco y sin embargo te necesito. El mundo es el punto de encuentro de las almas y el polvo es la ceniza que queda de los mundos anteriores.
1 de Septiembre de 2008