Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Eufonía

Deja, me dices, deja que la cadencia vibrante, brillante, intensa penetre en tus oidos, que los inunde. ¡Grita, clama, golpea!
Así lo hago, después de todo, sucumbo a las percusiones y los acordes ebrios que tambalean en el humo del salón, que se retuercen en éxtasis sobre el suelo.
Cierro mis ojos y dejo que los sonidos del exterior me rebelen su ritmo, su escencia y hago que penetren por mis poros...pequeñas explosiones en los dedos.
Súbitamente el caos del ruido cotidiano se aparece ante mi como una visión luminosa y radiante, como un retablo armonioso de sonidos simétricos, de luces doradas que rompen dicha simetría celestial, enriqueciéndola con filos insospechados, con ángulos agudos.
Pon atención, me insistes, los motores que rugen afuera, el vidrio estallando lentamente, los truenos en el cielo, la sangre que se precipita en mis arterias...también en las tuyas, el crujir de algún corazón roto, algún dolor pasajero, alguna ansiedad encarnada...¡fúndelo todo!
Y, en medio de mi c…

Don

Inicialmente no quería escribir acerca de lo acontecido hoy. No le encontraba sentido. Y sin embargo heme aquí evitando caer en el letargo ante esta página en blanco, manchada de café y de gotas de saliva que han resbalado de mi boca cuando he estado a punto de cruzar al otro lado. Ha sido, como las veces anteriores, en un sueño mientras me estrellaba repetidamente contra una de las ventanas del camión:
El tiempo se detenía al momento en que abría mis ojos. La luz se había vuelto azul, fría. Los corazones de los tripulantes del camión retumbaban extrañamente como un concierto de percusiones...cada latido un impacto en mi cabeza. Salí dando tumbos del camión y caminé hacia donde debía estar la acera. Mas no dí con ella. Me encontré en medio de un páramo desolado y ruinoso...restos de civilización devorados por la tierra, los arbustos y enredaderas. De las ruinas agudas de algún edificio veía el brillo vacilante como de un fuego y las sombras errantes que proyectaba hacia más allá de mi v…

Estampas Guadalajarensis

Imagen
Ahora, unas cuantas imágenes de la tan llamada "Perla de Occidente". En las sucesivas entregas no sólo se mostrará lo bonito, sino también lo feo, lo raro, lo inverosímil; pero sobre todo lo real de tan singular ciudad. ¡Salud!




Vista del transporte urbano tapatío

Domicilio particular en el Barrio de Analco, Guadalajara, Jalisco.

Escuela preparatoria No. 1, calle González Ortega, Centro Histórico, Guadalajara, Jalisco

Domicilio particular, Centro Histórico, Guadalajara, Jalisco

Casa en Avenida Vallarta, Guadalajara, Jalisco Fachada del Templo del Rosario conocido como "Templo del Padre Galván", calle Hospital, Guadalajara, Jalisco.
Templo de San Diego de Alcalá, Centro Histórico, Guadalajara, Jalisco
Templo del Carmen, Av. Juárez, Centro Histórico, Guadalajara, Jalisco