Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Humores (negros)

No volverá.
Devuélveme la llave del armario. Tengo que sacar de ahí mis huesos y el taladro.
Activa las trampas.
Subconscientemente.
Arrójate a mis flamas.

Trituramiento de los miembros.
Besos aleatorios en la espalda.
El rencor vestido de señorita remilgosa y sus zapatos que rechinan en la duela del salón.

Apláquese, animal baboso.
Aleja de mi cuello tu saliva venenosa.
Deja el resto de mi carne para los buitres. Conviérteme en cuatro letras aladas:
N A D A.

Amplificar la experiencia sensorial no transgrede más que la moral de los ineptos.
Patanes monógamos nacidos del carajo podrido de la sombra.
De la manteca medieval de los abuelos cerdos.

Ampútame
trepáname
saca de mi éstos demonios
Abre mi cráneo con un giro de tus labios
Acoje en ti mi cuerpo mallugado y gris

El sol se enrojece
se pulveriza
a medida que nos acercamos al frenesí del vesubio local

Me gusta la decoración florida que dejaste
tallada
en mis huesos.
Todo el que la ve la halaga, y me sonrojo.
Me gustan las vetas que d…

Génesis desértica

Intentar plasmar por medios humanos abstractos a los elementos etéreos de la naturaleza. En particular a los dos más vivos.
El aire, está y no. Es una presencia constante, como el aliento de un enorme ser vivo. Trae consigo las nubes, se las lleva. Arranca árboles y personas del suelo y sirve de motor a los pensamientos idílicos. Su advocación de viento es verdadera vida corriendo por los campos, bajada desde la oscuridad prespacial para barrernos, barrer los campos con nuestros cuerpos y llenarnos de granitos de arena los ojos. El viento, cuando fúrico, acaricia con garras metálicas los rostros cálidos. Cuando cariñoso, decide mostrar sus dedos nubosos para acariciar a la tierra, borrando con sus tornados a pueblos y personas. El viento es también la presencia de los muertos, la voz del pasado, el empuje de un futuro embrionario pateando por nacer, a veces prematuro. El aire otoñal es el cántico taciturno de ángeles sombríos que anhelan a sus camaradas caídos y se preguntan, de qué …