Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Comodín

Guadalajara, tierra de más de veinte años. Sólo déjame dormir. Hoy me apresuro a alejarme de las dianas,  y espero con impaciencia mi turno en el arco. Déjame conocer aires nuevos, cielos mayores con luces más altas. Estoy a unos días de separarme por mucho tiempo de la gloria de tu comida, de la suciedad de tus calles, de tu indecisa violencia, de tu turbada confusión, y lo más doloroso, estoy por alejarme de tus impactantes mujeres. En unos días mis queridos bloguectores, mi entradas comenzarán a estar dedicadas a un nuevo capítulo en mi vida. Honraré el término del blog y se convertirá ésta casa en una bitácora de mi transcurrir por el nuevo ciclo que, privilegiadamente, sé que se avecina. La verdad me esperan cosas insospechadas y siempre digo que sobre el futuro incierto es mejor ni hablar, sólo plantarle la mejor cara y esperar que sea lo que uno quiere, por sus huevos, que sea. Hoy mi pinche ciudad (es mía y le digo pinche con todo el cariño) se dedicó a darme la mejor de sus …

Otras sangres

La sangre es una forma en que vemos materializada el alma, o parte de ésta. Las huellas de sangre son pedazos de la vida de un ser que se le escapa líquida entre las manos. La violencia que implica el desprendimiento en grandes cantidades del tibio carmesí puede abrumar y atontar al espectador.  La sangre es el humor líquido por excelencia: transporte de gozos y sufrimiento, emisario de maldiciones de padres a hijos, malformaciones y demás regalos divinos ramificándose del pecado original, ingrediente negro y principal de la sangre humana. Cuando la sangre hierve dentro de las arterias, las consecuencias no podrían ser más dispares: odio, deseos de muerte, asesinatos de familias o salones de clases enteros perpetrados mientras bullía la hemoglobina; úlceras y migrañas autoinflingidas a aquellos necios que se tragan su propia rabia, pensando que pueden ahogarla al cerrar la boca... El deseo incontrolable y animal de dos cuerpos cuyo calor casi desnaturaliza la estructura de la sangre …