Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

Éxtasis

Una sensación que abarca mi torso, que inunda mis pulmones, que asciende desde mis suprarrenales como una ráfaga cálida y vibrante hasta la punta de cada uno de mis dedos. La atmósfera...ese sabor distinto que tiene el aire atrapado en los labios, aire amarillo, aire azul, aire lumínico, aire dulce, me enerva, me noquea como un beso colocado perfectamente al centro de mi nuca. Y siento la plenitud del viento entre mis alas, siento cómo el tiempo se derrite y se evapora bajo el sol danzante de la costa. La brisa marina que intensifica mis sentidos, que los despierta...
Ojos cerrados que siguen el brillo que penetra por mis párpados yacentes... Oídos hundidos en la canción interminable de las olas que rozan mis pies... Nariz perdida en la multitud de perfumes frutales, el aroma del pasto húmedo matinal... Lengua lánguida cubierta con las sábanas ligeras y frescas de los nuevos sabores descubiertos... Piel expectante y ávida de la finísima brisa, del respiro salado del mar...
Éxtasis...esa es la…

Desvariando

Y se me cae el techo en pedazos
rebotando sobre mi cráneo plagado de polillas nocturnas
que rebolotean con un sonido como de locomotora
buscando el brillo enceguecedor
de la herida en mi mano;
de la marca tatuada en la piel de mi habitación.

¿A qué viene tanto desbarajuste?
Si al final somos rocas rechazadas por el cantero y el escultor...
si al final somos las cáscaras de los frutos consumidos.
Los espacios que eran nuestros nos han sido arrebatados.
Hasta el último resquicio de mis pulmones
ha sido embargado, incautado.

¿Con qué objeto te has arrojado por el balcón?
Para qué si tu recuerdo pasará ignorado
frente a un mundo impasible que se niega a percibir
las grandezas de sus más jodidos miembros.
Ahora comienzan las vueltas de la habitación
y nos vemos arrojados a las paredes.
Y, como si en ello nos fuera la vida,
gateamos por el muro hasta la ventana
para permitir que las ideas presurizadas dentro
salgan disparadas a los incautos allá afuera
y rezamos porque hagan cambiar
la cualidad de percepción visu…

Soy radiactivo

Soy radiactivo.
No...pero ojalá lo fuera. Raro sería, y mi cuerpo todo quemado. Mas yo haría otras cosas... colgarme de las ventanas, asomarme a través de ellas, besar chicas guapas sin cuidado. Verde y luminosa fosforescencia en sus labios y las volvería a besar... pero ahora en la oscuridad.

Co-escrito con Graju durante una charla en línea Genialidad, hermano...Genialidad

Un círculo perfecto

Otra vez despertó sobresaltada, perlada de sudor la piel y sus ojos querían salirse de sus cuencas.
Otra vez tuvo la pesadilla que hacía meses que la atormentaba por las madrugadas.
Otra vez se puso a recordarlo todo con detalle, para decirse a sí misma que, con toda lógica, aquello no podía ser más que un mal y tedioso sueño, alimentado probablemente por las extrañas cosas que solía imaginar entre las sombras azules del cuarto.
Respiraba entrecortadamente. Se sentó en la orilla de la cama y miró un momento el vacío negro del pasillo. La sed terminó venciendo a su aprehensión y con algo de ansiedad se puso de pie.
Fue a la cocina y se llenó un vaso con leche fría, la cuál hizo correr por su garganta sin siquiera saborearla un poco. Volvió a su cama y se acostó con la mirada fija en las grietas del techo, recordando.
En su sueño comenzaba a caminar por la orilla de un enorme rascacielos. Podía fácilmente dar saltos y hacer piruetas sin temor. Sentía entonces, que una extraña corriente …

"Ser" escrito por Elian

Un placer es para mi presentar la segunda aportación hecha a este blog, de la mano, en esta ocasión, de Elian, también partícipe de este mundo ilógico y vertiginoso de las letras, a las que da un sentido un tanto más filosófico (como toda ella). Sin más les dejo con el escrito. ¡Disfruten y ya!:

Que es para mi la vida sino la misma razón de ser, de sentir, de escuchar y de trasladar una manera de pensar a la acción pura de estar en el hoy, en el presente y en el pasado que quedará en la eternidad. El tiempo interrumpe los sueños y lo que para mí sería una extravagante situación espectral, de los que se fueron y que ahora no tienen más necesidad que la propia de no saber del mundo tangible, material, superficial, físico y vano; ya no interrumpiré los pensamientos que me mantienen alejada de las personas que pretenden ser alguien para mi, porque no merece el pensamiento y la memoria de que así lo sea, porque yo no soy nadie para impedirlo, y si la vida quiere que así sea, así lo viviré, lo…