Más que un par de miradores

"...Y por decirlo así, fabricado con tal arte y artificio, que en razón de cuerpo, y dentro de sus límites, en ningún modo puede imaginarse cosa más perfecta y acabada en tanto grado, que la estructura sola de los ojos, a quien la contemple, y examine con atención, no podrá menos de parecerle uno de los mayores portentos y milagros."


Juan Interián de Ayala. El pintor cristiano y erudito,
o tratado de los errores que suelen cometerse frecuentemente en pintar, y esculpir las imágenes Sagradas. Siglo XVIII

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La maldición de decidir

Prédica dominical de lunes por la tarde

Ser un hombre