Entradas

Retachment (poem)

Imagen
The severed limb
shakes alone
and the biggest fragment
proceeds to the singing.
Brushstrokes
of purple smoke
depart from the pointy fingers
only to land softly,
like notes being sucked back
into the metal strings.
And the myriad particles,
with all their lives,
and all their tears,
reignite the screams
of matter and laws
and constitute the power
of radiant sunbeams.
The extirpation of the foreign bodies
is always a painful decision
and a torture when self imposed.
But the repositioning of the bones and tendons
grants a double pleasure:
the pain of coming back home,
the pain of refilling a phantom limb.

Finally,
the fruitless packets of air,
of dust and manequins' prayers
return to the void that was once home
and open their little mouths to take the needle and the thread in, trying desperately to be stitched back to the pristine organism from which they once exiled themselves out of disgust, disappointment, hatred and an accompanied solitude.
The headline illustration came from ov…

«El águila en la alcoba» de Adolfo Arrioja Vizcaíno (reseña) (micro ensayo)

Imagen
Introducción Antes de que empezara a tomar medidas serias para corroborar o desmentir mi hipótesis de que entre el corpus de la literatura mexicana se tienen cuasiolvidados los periodos históricos que no sean la época prehispánica, el siglo XIX y la Revolución, mi significant other tuvo a bien —sin mediación alguna de mi parte— comprar «El águila en la alcoba» de entre un montón de libros viejos en una feria literaria por un precio bajísimo. Como felizmente descubrimos los dos, no solo el título sino la portada, el subtítulo o slogan —o cómo se llame— no le hacen ni poquita justicia al contenido verdadero del libro. Vamos, ni si quiera creo que sean parte de una estrategia buena y pensada para colocar este producto literario con más facilidad en las manos de un público conocido mundialmente por no leer, salvo que se trate del chisme jugoso y con desavenencias carnales de alguien de renombre.
Desarrollo De título escandaloso y subtitular y sinopsis engañosísimos, «El águila en la alcoba…

Stasis (poema)

Imagen
El tótem se desliza
Cobra conciencia de sus apéndices
Torpemente resbala
A través del tiempo
su paso es doble y doble su dificultad
La falta de veneración
le ha secado las palabras
Pero la voz interna resuena
lecho de monstruos
origen del caos
No deja de emanar la ansiedad
del alma
que se atropella a sí misma
Le constituyen las fibras
y éstas se quejan ante el movimiento
Y en un intento por mantenerse
por seguirse
y por saberse inamovibles
detienen el avance del ídolo
de éste que quiere ser y la niebla enceguece
de éste que quisiera ser el humo de la ofrenda
y no la piedra con rostro que la recibe
Cántaros de agua
salpicaduras de sangre
Los combustibles se arremolinan
en torno al aire espeso
Todo se ha puesto en contra
pese a que nunca ha estado a favor
No será hasta que la membrana se rompa
y hasta que el peso del aire
doblegue a la carne lignaria
que los humos se harán azules
las aguas grises y ligeras
y ascenderán con el estruendo del rayo
saltando entre cerro y cerro

Carbón
hijo …

«El héroe de las mil caras» de Joseph Campbell (reseña) (micro ensayo)

Imagen
Introducción No pretendo, ni por un momento, intentar explicar o ahondar en lo que se ha dicho ya sobre la obra del maestrazo Joseph Campbell. Por eso, como en mis otras reseñas pero con mayor énfasis, sólo hablaré de aquellas emociones y pensamientos que la lectura de este libro me generó y, sobre todo, aquellas ideas presentes en él que, curiosamente, yo tenía desde la adolescencia y que pude ver reflejadas ahí. Si bien es cierto que recientemente se han señalado los problemas, limitaciones o inexactitudes del trabajo de Campbell —sobre todo las hoy cuestionadísimas fibras de psicoanálisis freudiano con las que se forma mucho del núcleo de su obra—, también es cierto que no deja de apuntar en una dirección tremendamente interesante y que, yo en lo personal, creo que sigue siendo una veta de conocimiento que no hemos hecho aflorar del todo. Ni qué decir tengo sobre la importancia de la obra de este señor ya no sólo en áreas de historia, antropología y hasta psicología, sino como prov…

Exorcismo (poema)

Imagen
Fuera
Te ordeno
No trates de negociar conmigo
Aleja este peso de mi espalda
Regrésame la capacidad de llenar mis pulmones con aire
Saca tus garras de hueso de mi carne
Ahora mismo
Te lo comando
Te lo comando en nombre de los yo que están por venir
Por los que estás matando con cada minuto que me haces seguir aquí
Muerto
Podrido
Agusanado
Te destierro a gritos y en silencio de mis células
No importa a quién quieras infectar
Pero despréndete de mi
Te permito llevar un trozo mio
Si con eso me deshago de tu carga
Si con eso sacas de mis manos tus clavos
Y quitas de mi cuerpo esta cruz
Habrás de secar tus raíces
Que ya tienes esparcidas suplantando mis nervios
No sorprende que me haya quedado inmóvil, pétreo
Te expulso de este reino que era mio y que ahora se contrae y arde
Te maldigo por las horas que desangraste frente a mi
Mientras te burlabas por la cínica ofrenda
Por qué a mi ya no me sirven los restos de esos muertos
La parálisis quédatela y trágatela
Y cuando salgas de mi garganta

«Reconstrucción» de Antonio Orejudo (Reseña) (micro ensayo)

Imagen
Introducción
Aunque hay muchos —de verdad que muchos— libros entre esta reseña y la anterior, me dejaré guiar por la memoria y no por el orden cronológico para reportar, como intenté hacer en 2018, mis piensos derivados de los libros que voy leyendo. Así, además, me obligo un poco a ejercitar mi memoria que siento que es excelente para las nimiedades e información basura, y pésima para las cosas más vitales.
El último libro que leí en 2018 fue «Reconstrucción» de Antonio Orejudo; aunque debo admitir que las cinco páginas que me faltaban las terminé en las primeras horas del 2019. Pero, vamos, que tampoco me iba a perder la comilona y la convivencia familiar por tan poco: ¡por fin, un poco de orden en las prioridades!
Esta reseña será sencilla pues quiero hablar de las impresiones generales que me ha dado el libro. Ya saben que en estos pequeños ensayos no desmenuzo nada de la trama o demás información importante. Hablo de los sabores que me quedan en la mente luego de haber ingerido u…

Sextando (pensamiento)

Imagen
A menudo quiero creer —y creo que muchos hay como yo, sino es que todos— que en algún punto el conocimiento, la experiencia, el karma, el plan cósmico o cualquier dispositivo mágico que controle los destinos que el lector quiera escoger, habrán de darme una herramienta, poder, habilidad o noción de cómo funcionan las cosas y que terminará por resolver todas las dudas que la vida presenta conforme ésta se bifurca. Una vez obtenido este remedio infalible los momentos de tribulación que antes podrían paralizarme se verán resueltos con la misma facilidad con que hoy uno se quita los pantalones.

Pero sabemos, o por lo menos es lo más probable, que no exista semejante panacea. No existe el arma o conjuro adecuados que, una vez obtenidos nos garantizarán la victoria. Vamos, ni siquiera existe algo que asegure la certeza de que podremos ir por la vida sin tropezar, espinarnos y padecer hambre e insolación. Yo por lo menos pediría algo así: un invento que me tranquilizara con la promesa de re…