Stasis (poema)


El tótem se desliza
Cobra conciencia de sus apéndices
Torpemente resbala
A través del tiempo
su paso es doble y doble su dificultad
La falta de veneración
le ha secado las palabras
Pero la voz interna resuena
lecho de monstruos
origen del caos
No deja de emanar la ansiedad
del alma
que se atropella a sí misma
Le constituyen las fibras
y éstas se quejan ante el movimiento
Y en un intento por mantenerse
por seguirse
y por saberse inamovibles
detienen el avance del ídolo
de éste que quiere ser y la niebla enceguece
de éste que quisiera ser el humo de la ofrenda
y no la piedra con rostro que la recibe
Cántaros de agua
salpicaduras de sangre
Los combustibles se arremolinan
en torno al aire espeso
Todo se ha puesto en contra
pese a que nunca ha estado a favor
No será hasta que la membrana se rompa
y hasta que el peso del aire
doblegue a la carne lignaria
que los humos se harán azules
las aguas grises y ligeras
y ascenderán con el estruendo del rayo
saltando entre cerro y cerro

Carbón
hijo de soberanos pasados
Vida latente que al despertar mata
el tronco de vida falsa
que al no moverse muere
y al despertarse y sacudirse
canta

La ilustración del encabezado la tomé de por acá

Comentarios

Entradas populares