Antifilosofía Universal para tratar de comprender a la Humanidad Contemporánea

Tengo un proyecto nuevo. Uso este espacio sólo para bocetarlo antes que se me olviden más de los hermosos detalles nonatos. Quiero emular a los grandes filósofos de la antigüedad, de la remota noche en que los hombres de verdad intentaban entender qué carajos era la vida, qué demonios eran responsables de los movimientos, de los sentimientos, de cómo comportarse y por qué cada quién era un universo chiquito cuando todos se parecían tanto entre sí, físicamente. 
Sí, quiero hacer el Tao del Siglo XXI, o el confucionismo de la era del WiFi y el sexo de unas horas. Voy a desmenuzar lo poco que conozco de vida, en sus rasgos universales, OBVIO, desde mi personal punto de vista. Es decir prepárese para filtros no sólo de sarcasmo, ironía, odio llano, desbordante idolatría. Tal vez caigan a este mantel bloggero algunas escorrentías del proceso de cocción de aquel Grand Tome, que espero que llegue a ver más luz que la de mi cuarto donde tengo mi computadora.

Comentarios

  1. ¡Amos a ver qué ha salido de esta nueva faceta tuya! De principios de febrero.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Prédica dominical de lunes por la tarde

La maldición de decidir

Labios de grana