Tugurio de cuarta

Cambió el escenario de un golpe mientras los actores apenas esperaban ver caer el telón para asumir nuevas psiques. No supimos cuándo quedó atrás la tragedia griega, pasamos por la epopeya solitaria y terminamos en el...¿qué carambas es esto?
La escenificación del pasaje bíblico en un tugurio de cuarta, 2000 años después y en el rabo del mundo, es algo a considerar, aunque sea por simpatía.
En esta bitácora, me he dado cuenta que mi principal motivación es preguntar. Preguntar por todo. Como si me fuera la cordura en ello. Eso es verdad en cierta medida. Así que ahora intento no hacer preguntas....no tantas, carajo.
¡Debo salir de este cajón arrumbado! Estoy tan lejos de todo y todos que es como estar enterrado vivo. No me quejo de la vida dentro del sarcófago. Me quejo de que siento que me pierdo la vida del exterior, el mundo que está a unos 1000 km siguiendo el sol desfayeciente.
Hoy ni los buenos días hubo. El monitor se limió a una mirada medioferoz y medioindolente. Claro, estaba apagado y esa cara sucia y grasienta era la mía, supongo.
En fin, las pastas ácidas de la boca con resaca se clarifican con agua. Lo mismo las personas, sus rencores y afrentas. ¿Con qué cara pides algo si tu mano siniestra está realizando lo opuesto? La indigación aquí no cabe. Si hubiera honestidad en el actuar y en el pedir, digo, al menos la cosa sería hasta de risa no de infarto al miocardio.
Yo estoy bien. En verdad.  Estos son piensos no tan asfixiantes como otros ha habido aquí. Tengo lo que necesito salvo una cosa: ¡TENGO QUE IR A VER A SOUNDGARDEN! (sería el escape ideal de este quinto infierno).

Comentarios

  1. Haber cuando te vemos, Manuel. En uno de esos escapes del inframundo a lo mejor. Parece que las cosas me estan saliendo y lo que siento es incredulidad... ¿será verdad, será mentira, o quizá la vieja del otro día? me ando con precaución ante que me haya agitado la bandera verde y a lo mejor eso me acorta el vuelo, pero la experiencia me aconseja que es mejor volar bajo para no andar después chingando. A ver que pasa :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Prédica dominical de lunes por la tarde

La maldición de decidir

Labios de grana