Sin más

Además de rumiar las horas sentado frente a las luces, dedico estos días a encararme a mi mismo.
Además de encararme a mi mismo, dedico estas líneas a desinflar un poquito los ánimos caldeados en mis sienes.
Y ya. Creo que mi interior está revuelto y no sé qué quiero, no sé que quiero decir, no sé qué quiero gritar ni sé qué quiero para mi para después.
Gracias

Comentarios

Entradas populares