En cada desembarco 
se queda un poco de uno
por ahí diseminado 
como ancla de la mente
en cada podrido muelle

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las hojas casi nunca caen en otoño (poema)

«Hambre» de Knut Hamsun (reseña)

«Los enamoramientos» de Javier Marías (reseña) (micro ensayo)