Monosílabos cantantes

Hoy
te
ir
con
tu
gris
faz.
Sí,
no
me
das
ya
tu
haz
de
luz.
Y
sin
ver
ya
tu
tez,
te
he
de
oír
de
más
allá
o
tal
vez
en
mi
sien
una
vez
más.

Comentarios

  1. Haciendo siempre de los mejores momentos un verso, de cada sentimiento una reacción, de cada palabra una emoción.
    Me gustó bastante, es algo muy nuevo en tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Me hizo recordar cuando tienes un pensamiento vago del algo que pasó, quizá valioso, quizá tan efímero que ya no llega a ser parte de un recuerdo trascendente.

    En ocasiones lo gris describe perfectamente un sentimiento, es como una memoria en coma; así es como noto a tu personaje, como algo en coma pero persistente, extrañamente y correspondientemente necesario pues en la mete escuchas aún de su existencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Prédica dominical de lunes por la tarde

La maldición de decidir

Labios de grana