Salmo del asco


Hoy canto el asco.

Hoy la oda es para los cuerpos en descomposición,
para las hordas amontonadas, pisoteadas.
Hoy levantan sus berridos los nonatos y los furibundos.

Hoy me vi en el espejo
con otros ojos.

Y con unos y otros
era el mismo yo al que veían:
uno raquítico, el otro obeso
éste pálido y enfermo,
aquél embebido en furia púrpura.

Hoy la sangre me tapa los oidos
y ni siquiera escucho la música
de mi ahogado canto.

Hoy canto el asco.

Comentarios

  1. Buenisimo, digno de figurar entre los mejores salmos, si es que existe una categoría como esa de mejores, en fin, ya te dije que es digna de recitarse todo domingo y amén.

    ResponderEliminar
  2. sin duda alguna uno de los mejores sentimientos es el asco.

    ResponderEliminar
  3. Con que este es el nuevo y apócrifo salmo? Te quedo muy chingón!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La maldición de decidir

Prédica dominical de lunes por la tarde

Ser un hombre