Entradas

Mostrando entradas de 2013

Fracuces mutuas

Amor, haces que se me ennubilicen los pástidos. De repente, cuando siento tu presencia, el bello de la nuca se me eriza y me siento todo zedético.
Ya me conoces, cariño. Cuando sarzeas por sobre mis costillas, cuando me enaptivas con tus cánticos de vanaresa, me posee un demonio lúrico y dejo de ser yo. Pero aún me me desfase, sigues conociéndome. Y sabes también que no conozco la cudencia ni el pudor
Y si me engancho enhaecido en tu cuello ya no me es viable la retirada. Me crecen radúnculos, típicos del demonio en que me convierto, y la visión se me vuelve roja. Sólo observo el calor de tu cuerpo y la estela como de luz deoderescente que dejan tus caderas al bailar, sacudidas por el ritmo egorético de unos sadgulás imaginarios.
Bruja maldita, con tu ráfaga de mijajas y porpusas se me arritmia el cardiaco músculo, de por sí propenso al descarrilamiento y me parece desfallecer entre luces fáuricas.
Luego, cuando por fin alcanzamos al unísono la fináxis trágica del entrepleito carnal,…

Quema-dos

Imagen
A arder se ha dicho!

Para que la abras, vos

La palabra genera cambio. Una sola palabra,.la adecuada, puede acabar el hambre, una vida, el universo; puede cambiar la acción de la gravedad, el flujo de un río, activar o apagar la secuencia de sístole y diástole...
Si las palabras así lo ordenan, se abrirá el cielo, se apagarán las estrellas y caerán al mundo los horrores del principio y el fin.
Imagínese lo que la palabra, hablada o escrita puede hacer con un humano efímero y frágil.
La esencia inaccesible y a la vez común de la palabra le confiere propiedades fuera del entendimiento de sus propios usuarios, que no creadores.
Las combinaciones de palabras, esa infinitud aplasta y abruma a quien pretende abarcarla. Pierde su mente y se deleita jugando a la prueba y al error.
Pero de entre todas las palabras existentes, extintas y por existir, hay un par de ellas que pueden poner a una persona contra sí mismo, hacerlo perder la razón y alcanzar la máxima lucidez e iluminación. Un verdadero tormento y gozo para hablante y escucha.…

Tumorización

Hinchazón craneana asimétrica.
Tumorización irreversible del encéfalo
derivada de la praxis negligente.
Consecuencias filosofo-irreversibles para el sujeto
Se ha reducido a una masa blanda, comedora, bebedora
e inerte
Los choques, en este caso parecen ser la terapia ideal.
Reavivar los músculos, disolver coágulos,
reinaugurar esfínteres atrofiados...en fin.
Un mar de beneficios, le aseguro.
¡Claro! Choques eléctricos.
Aunque suene a barbaridad, la corriente eléctrica en el sujeto
le reanuda el corazón, vencido y aplastado.
Una buena descarga desperdigará en el cuasiorganismo del vegetante
una caricia flamígera que le requemará los nervios hechos bolas
un lengûetazo de fuego que le destorcerá los tendones y le
calentará la sangre. A veces es necesario hacer que esta hierva para desinfectarla
¡Exacto! Como al agua misma.
Nada mejor que el dulce toque de unos dedos eléctrico a través del pecho, del cráneo
del estómago para darle una dirección para correr al corazón tartamudo.
Nada mejor …

Profecía de la resurrección

Yo te revivo.
Te infundiré mi aliento Escribiré sobre tu piel tu nombre y luego el mio. Porque parte de mi estará en ti.
Y cobrarás más vida que nunca, y jamás amanecerá de nuevo para nosotros.
Nuestras noches serán eternas entregados al fuego y al viento. Inundaremos nuestros cuerpos con el sabor del cuerpo del otro. Nos respiraremos. Nos beberemos. Nos añejaremos y cambiaremos de forma. Y aún despues de tantos episodios maniaticos, el sol no se levantará.
Los muertos volverán a morir de la envidia que nos tendrán. Los imperios surgirán y volverán al polvo en llamas mientras tú y yo seguimos ahogados, suspendidos en un beso, un abrazo, un orgasmo infinito que se multiplique a través de cada célula hasta que la mente no pueda con ello y agonice de cariño, de cansancio y de placer.
Clasicismo de lata.  Cacharros inservibles que se acumulan en la nevera en que se ha convertido mi mente. Basura antropófaga recorre las calles disfrazada de personas. Personas basura para acabarla de joder.
Y al fondo, en la luz sucia que se escurre al fondo del callejón, tu silueta se recorta. Alta, efímera, traicionera.
Muchos años de sangre y astillas nos llevan aquí. Al momento frenético en que las pulsaciones de la vida se interrumpen en tu cuerpo...

El Demonio de la Lujuria

¡Asmodeo! ¡Que nos hagamos y nos deshagamos según tu voluntad!
Consúmase en el fuego azul toda mi conciencia.
Déjame calcinar
Blanquearás mis huesos con la brasa de tu lengua

Siente cómo me materializo detrás de ti
Siente mis dedos de humo sujetándote por los hombros
los brazos
tus caderas
Por encima de la sábana que comienza a achicharrarse
Que comienza a exponer a mis dedos rojos tu piel
palpitante
a punto de gritar
tu piel bajo una tensión casi eléctrica
el aire se llena de chispas

Como nieve, comienzan a revolotear las luciérnagas de fuego
ascuas que se arremolinan a nuestro al rededor
El crepitar del colchón
El cántico de tu cuerpo que me invoca
El humo que brota de las fosas nasales
De la boca
Miles de voces que se unen al cántico
Coro de almas perdidas
Muertos en un orgasmo infernal
y glorioso
y helado
e infernal

El País de las Nubes

Pues ya había puesto yo la mente en blanco. Ya había sacado mi vida de la maleta y la había regado por la habitación. Como me gusta. Ya había captado el movimiento del aire y el sol, la danza de la Vía Láctea aquí en el país de las nubes.
¿Cómo podría no hablar de ciclos, de no-coincidencias, de señales obvias y momentos de ruptura y continuación?
Llega mi cumpleaños. Los días corren rápido. Festejo adelantado, el mejor de mi vida, creo. Nace una adicción peligrosa. Me dejo atrapar entre los dedos de la corriente. Me entrego al reverberar de las campanas del templo de Santiago.
Los enfrentamientos a mediodía, verdaderas batallas campales que tenían como objetivo el evitar pagar la correspondiente Coca-Cola® bien fría,para reponer los carbohidratos quemados bajo el sol mixteco (siempre que no estuviera nublado, claro).
En esta bitácora no me despido de nada ni nadie. Digo "hasta muy pronto" a esta región tan bella del pinche país chingón y también chingado en que me tocó nace…

Mezcal

A veces el Tiempo (con mayúscula) no más no camina. Se toma su tiempo (sin mayúscula) como lo hace el mezcal en la sangre.
A veces la desesperación carcome la médula y deja hueca la razón.
Ese trago lento de caldo destilado, luego de parecer manso, lo manda a uno derechito al suelo.
Y a veces lo manda a uno al cielo. Entre las nubes etilicas que circundan las caderas femeninas.  Entre un par de muslos bien tiernos gracias a las últimas lluvias.
A veces la soledad nos convierte en los peores profetas. En los mejores perdedores en una tierra llena de disonancia, jolgorio, muerte y agua.
Todo al unísono.  Como canto de trombón embriagado.
A veces se eleva el espíritu, como en un cliché snob, entre vapores de amargo, de aguardiente, y entre el aliento hipnótico que emerge de entre los labios supuestos de la boca de la botella.

Aaaaaggggg

Un ansia noctámbula.
El corredor interminable del tiempo, de los días, de los minutos eternos que se derriten con lentitud mesozoica al ritmo de un chasquiido en mi cuello.
La desesperación encarnada en mi espalda. La espera gustosa en la tuya. La sed irrefrenable de dos soles que buscan consumirse en un estallido.
Generar vacío
Generar nada
Abre desde tu cubículo el cerrojo del mío.
Aviéntame con tu sombra hacia las aspas blancas del molino.
M a c h á c a m e
m u y    d e s p a c i o
c o n     t u s    d e d o s.
Despertó en la cueva el ser impetuoso. Le diste paso libre al monstruo de las tormentas. Abriste en la boca de la noche una abertura para que nos dejáramos tragar. Nos degluten en un silencio tal, nos saborean las fauces del espacio de tal forma que entendemos que el lugar que nos corresponde no es entre los hombres.
Las formas humanas no alcanzan.
La arquitectura no euclidiana de tu cuerpo. Las sinuosidades de tu rostro, parábolas indescriptibles en dimensiones que no entie…

Soledad en masa

Vamos.
Sé como el cáncer: mátame muy lento.  Desde mi interior.
Pon a mis células en mi contra.
Yo solo quiero dejar mi exoesqueleto tirado entre las sábanas de tu cama.
Anda por el griterío de los sordos aferrados a su sordera.
Nada como los besos del cacao que tus pechos me regalan por la madrugada.  Mejor manera de morir mil veces no se me ocurre.
Volvámonos dioses eternos.  Entrelazados como hebras de la Vía Láctea.  Iracunda pasión de dedos de alacrán y ascuas de mil pequeños incendios en potencia.
El sabor del agua de lluvia será siempre mejor si toma tus muslos como bajantes.

El huracán y las lejanías

Ha pasado un buen tiempo. Y han pasado aún más cosas.
Han muerto tiempos, edades, versiones en borrador de mi persona.
Me es difícil describir las revoluciones y convulsiones de los últimos meses.  Ejemplo de ello es que ahora vivo en otro lado. Mi paranoia de acero me impide dar mi localización en la red. Sin embargo, solo es muestra de que hoy jugamos otro juego. Todos.
En mi exilio en el país de las nubes me toca encontrarme contra mí mismo.  Me toca cortar mi propio cuello ...bueno, el del sujeto idéntico que se ríe de mi en el espejo (ni siquiera tengo espejo) .
Visiones de la Vía Láctea me arropan de noche y sé bien que por agudas que sean las nuevas espinas las sabré mantener alejadas de mis órganos vitales.
Sea lo que sea que venga, lo convertiremos en alimento del ganado. Hoy mi ermitismo es una respuesta que no quería pero tal vez necesitaba.
Y no sabiendo qué viene, no temo. Porque por lo pronto, en estos páramos de sol y lluvia...no estoy solo.
:)

Humores (negros)

No volverá.
Devuélveme la llave del armario. Tengo que sacar de ahí mis huesos y el taladro.
Activa las trampas.
Subconscientemente.
Arrójate a mis flamas.

Trituramiento de los miembros.
Besos aleatorios en la espalda.
El rencor vestido de señorita remilgosa y sus zapatos que rechinan en la duela del salón.

Apláquese, animal baboso.
Aleja de mi cuello tu saliva venenosa.
Deja el resto de mi carne para los buitres. Conviérteme en cuatro letras aladas:
N A D A.

Amplificar la experiencia sensorial no transgrede más que la moral de los ineptos.
Patanes monógamos nacidos del carajo podrido de la sombra.
De la manteca medieval de los abuelos cerdos.

Ampútame
trepáname
saca de mi éstos demonios
Abre mi cráneo con un giro de tus labios
Acoje en ti mi cuerpo mallugado y gris

El sol se enrojece
se pulveriza
a medida que nos acercamos al frenesí del vesubio local

Me gusta la decoración florida que dejaste
tallada
en mis huesos.
Todo el que la ve la halaga, y me sonrojo.
Me gustan las vetas que d…

Génesis desértica

Intentar plasmar por medios humanos abstractos a los elementos etéreos de la naturaleza. En particular a los dos más vivos.
El aire, está y no. Es una presencia constante, como el aliento de un enorme ser vivo. Trae consigo las nubes, se las lleva. Arranca árboles y personas del suelo y sirve de motor a los pensamientos idílicos. Su advocación de viento es verdadera vida corriendo por los campos, bajada desde la oscuridad prespacial para barrernos, barrer los campos con nuestros cuerpos y llenarnos de granitos de arena los ojos. El viento, cuando fúrico, acaricia con garras metálicas los rostros cálidos. Cuando cariñoso, decide mostrar sus dedos nubosos para acariciar a la tierra, borrando con sus tornados a pueblos y personas. El viento es también la presencia de los muertos, la voz del pasado, el empuje de un futuro embrionario pateando por nacer, a veces prematuro. El aire otoñal es el cántico taciturno de ángeles sombríos que anhelan a sus camaradas caídos y se preguntan, de qué …

El Caribe como lo recuerdo

Imagen
Para quien sea tan desafortunado de no conocer el Caribe. No acepten imitaciones. Así es el Caribe, justo así lo añoro.

Son rojo

Llueve.
Oigo la lluvia que me mandó alguien muy querido. Me echó lluvia porque se la pedí. Eso es cariño.
La música es droga. Ando muy musical...muy vibracionista.
Me leyeron el tarot. Me leyeron la cara de dirección amarilla, solo que sonrojada.
Sentí el pasto crecer bajo mis uñas. Mientras yacía sobre tu espalda. Me desintegraba en el instante porque quería disolverme en él. Para permanecer en él.
Disculpa la intromisión y la sorpresa, pero ya estoy ahí. A medio disolver en tu habitación. Soy como azúcar mojada.
Un instante imposible de prolongar se convirtió en horas cortas. En un anochecer prematuro, precoz, insolente. ¡Sácame de aquí o no me iré nunca! Siempre y cuando sea de tu mano.
Rojas las ascuas que de mi canción brotaron. Los dedos sanguinolentos y la pascua muerta de los niños.
Que se ahogaron tantas veces. Tan idiotas e infantiles. Tan inocentes.
¡Tan cobardes! ¡TAN COBARDES! ¡AQUÍ AHOGAMOS A LOS COBARDES!
Por eso tomé el valor.
Por eso me convertí en ráfaga de viento.
P…

La más extraña de las calmas

El conflicto se engendra en uno, y lo consume únicamente a uno.  Tanto en el presente como en el futuro.
El pánico nunca fue tan gracioso. Risa histérica y manos sudorosas echas nudo en los bolsillos. La sorpresa al descubrir que sentía la más extraña de las calmas. La más inusual alegría, casi contradictoria. El cerebro haciéndose preguntas que al resto del cuerpo le importaban un carajo. Al final el encéfalo decidió unirse a la fiesta de no-cumpleaños. Caminar por la calle sintiendo el cuerpo indestructible pese a la certeza de pequeñas muertes acechando. Ser el pequeño pájaro en tu ventana, que te canta una canción. La cobardía es el peor pecado, porque engendra en uno toda clase de odios ajenos y propios. Lo hunde a uno en su propia porquería y ceguera. El salto de fe, esa fe estúpida, es la única solución. Por torpe que resulte el movimiento del cuerpo, el valor de desprenderse del piso desconociendo el punto en que las plantas de los pies, o la cara se toparán de nuevo con el asf…

In a nutshell

Panic's never been so fun

Amnesia: The Dark Descent (FULL Soundtrack)

Uno de los mejores juegos que he conocido. La atmósfera de tensión espeluznante es su fuerte y no sería nada de lo que es sin su tan espectacular soundtrack realizado por el móndrigo de Mikko Termia. Aquí un buen ciudadano dispuso los diferentes temas del juego de corrido. Si quieren de verdad sentir que les tiemblan las manos, y el miedo de tener que caminar sabiendo que algo te espera al otro lado del pasillo...¡ESTE ES EL JUEGO!  El único juego que hasta ahora me ha dado MIEDO del de a de veras.
Enjoy!

El conflicto de las tintas

Ya sabía, pero no lo había hecho tan conciente: Mi blog se alimenta de mis frustraciones casi por completo.
Y no me parece que esto sea malo. Al contrario. Blog huevudo, me quita las penas de encima y se las cuelga en la cara. Verdadero vomitorio posromano.

Hoy aprendí algo que ya sabía. Lo sabía pero no lo había vuelto parte de mi respirar diario. Creo que ahora está más que impregnado en las fibras de mi ser:

Las medias tintas nunca ayudaron a nadie. Las medias tintas matan.
El mundo es de quien se anima a cagarla, sabiendo que puede cagarla, que bien la probabilidad de cagarla es altísima, y aún así, intentan, y si la cagan, ganan...y si no la cagan, ganan también.
Las medias tintas matan y te roban toda posible victoria.

De música y artritis

Canto y canto...tus pechos blancos ya no me devuelven el eco con la voz de tu latir Mi cerebro artrítico gorgorea mientras el público sordo busca a tientas el interruptor que acabe la función. Sentados, al acecho, los ojos de miles de ellos se clavan en mi pecho desnudo. En el doloroso ángulo en que comienza a rigidizarse mi cuerpo. Las manos parecen tocar frenéticas un instrumento de forma imposible y sonido horroroso. ¡Esperen! El sonido viene del retorcido oficiante. La calva sudorosa se sacude y empieza a mostrar las venas.  Pronto el público irrumpe en ovaciones exageradas, grotescas...los aplausos son como eructos. 
La música se detiene, el orquestante se desploma, la muchedumbre se agacha como esperando una colisión.  La luz del teatro se apaga y comienza el pálido músico a levantarse, inclinándose en una reverencia. Siente cómo lo empapan las lágrimas del público conmovido.
Ese día se reportaron 17 muertos.

Fe de ratas

Imagen
La fe consiste en clavarse un hierro hirviente y tener la certeza de que uno llegará a dónde uno buscaba.
Fe es contar con que las manos ávidas de alguien algun día nos interceptarán en una de nuestras miles de caídas.
Fe es el regocijo insulso de quien nada teme, nada quiere, nada promete ni nada pretende.
Fe es el descanso pleno del alma en la certeza de que nada se puede contra el designio invisible.
Mi fe está flaca y desnutrida. No me sirve para mucho y más bien le tengo sentada en la orilla de la cama viendo pasar las horas, los huesos y las dudas que se acumulan a su alrededor en el cuarto.
El barco que da tumbos en la tempestad ¿tiene fe de no naufragar o tiene su esperanza fija en el lecho marino?
Mis intenciones para contigo son claras. No intento engañarte, ni lo he intentado antes. Es sólo que no atino a conducirme entre tantas ráfagas y calmas. No reconozco el terreno como mío, aunque lo fuere. No encuentro pisadas ni olores que me lleven a mi zona de confort.
Pero es pre…

De frenillo hípico

Resabios de sol nacido nonacido sonámbulo Me quejo embrutecido hundido en pasiflora Renqueando de mi pata nueva la que tallé hace dos años a partir de los huesos podridos de los ancestros mimados
Punto y aparte (renglones huecos, llenos de estupor ansioso)
Cómo cocinar un corte de carne a la perfección guía fácil para tontos amorales, sin jugo gástrico, encefálico ni para rellenarles las pelotas.
Canto II
He confirmado mis más terribles sospechas Soy mi peor enemigo y a cada momento el enemigo me gana terreno Temo el día en que me tome del cuello me levante con la punta de la cimitarra y me ponga a bailar entre musgos y flores marchitas
¿Cómo sabe la tontería? Sabrá a 'T'. Y hablo de la letra, no de una infusión herbal buena onda. A 't' de testosterona. a 't' de tarado A 't' de 'todo hubiese sido mejor si'
'T' aclaro que 't' tengo una noticia que 't' sorprenderá.
Me gusta más su sabor medioriental.

Silencio non allegro

En mis manos eras música. Eras instrumento y vibración.
te esfumaste
y ahora mis manos
ya no pueden pulsar las cuerdas
que delineaban
tu cuerpo que era un arpa.

Toxicología

Pain is an illusion - Tool

El nueve es previo a la completud. Por lo tanto es más incompleto que cualquier otra cosa. Hoy en día las cosas están cambiando. Ya dieron un vuelco de efecto especial con chispas, fuego y explosión incluida. Pero el nudo apenas si está por engrosar las filas de personajes y conflictos. El conflicto. Mi depredador: asesino invisible que me sujeta la espalda con las garras. Me impide conseguir ayuda. Me impide morirme a gusto. Me impide vivir conmigo mismo. Mi conflicto es con el Conflicto. Y debo confrontar el conflicto para ser libre del conflicto que me genera estar conflictuado con el Conflicto mismo y todas sus variantes. Ahora intento abrazarlo, antes de escupirle. Claro que esto último aún me causa pavor indecible. Las sonrisas femeniles no dejan de inspirarme. Mi ciudad es un campo bendito y me descubro rodeado de primores que ya no parecen tan espinosos como antaño. O yo me he cambiado las manos por tijeras, o las flores salvajes han comenzado a baja…

La lluvia

La mera verdad, en Guadalajara llueve como Dios manda. En ningún otro lado han recibido mis facciones gotas tan frescas y cariñosas a la vez, tan certeras, deliciosas y pacificadoras.
Es todo lo que tengo que decir: La Lluvia que cae sobre Guadalajara no tiene igual. Esta es verdadera lluvia purificadora, extática y provocadora.

A soft rain did just fall

Trying to find yet another combination of words that hasn't been used ever before. Even though I know it's very probable such an intention will fail, I keep on trying. Because when I get the exact combination to describe the atmospheres, the lights and shadows, the feelings and cryings of the soul I know I'll be closer to eternity, or to some form of it.
But what I truly seek is to discover the configuration by which your body is built up. The right positions of the stars the day you came to this world. I'd like to understand the etheral nature of your skin, the decadent forms of your tempting lips...the soft heat that comes from your interior and impregnates my face, while we hug in the middle of a poor excuse of a rain.
I'd like to know what's on your mind, which I only know that changes several times in the lapse of a second.
I'd like to understand my own dumb processes, to recognize the moment in which I tend to poison and plot myself. Maybe then, I'…

Reinauguración

Más que en la Perla, vuelvo a la Vieja y hermosa Ostra de Occidente. Porque dentro de ella hay más de una sola perla.
Tantas cosas que tenía aquí para disfrutar a diario que no lo había apreciado tanto como al estar 4 meses fuera. Y no quiero ni imaginar cómo la extrañaré si me voy por 6 meses. Nostalgia o no, eso de viajar también es parte de mi ya. Mal de profesión o gusto por la aventura (sobre todo por aventurarse en la comida fuereña), no importa porque lo disfruto igual.
Siento como si reinaugurara mi propia ciudad. Cada rincón me pareció extraordinario y un motivo verdadero de alegría, desde el famoso Templo del Huevo, las calles cerca de Tlaquepaque, el Parque Rojo...el maldito/bendito Parque Rojo y las chelas homónimas a pocos metros. Pero sobre estos cementerios hablaré en otra ocasión, con otras letras y otro chip más mamón en la cabeza.
Todo en su grandioso colorido (o en su hermosa falta de), traigo conmigo cosas nuevas, ganas de compartirlas con mi gente...¡mi gente! Cre…

Parajodas

I appear missing now - Queens of the Stone Age
Aferrarse al miedo de dejar ir las cosas. Permanecer en un cuarto vacío y nunca estar solo. Escribirte diciendo que no te puedo escribir. Buscar tus ojos con mis ojos ciegos. Decir que odias las apariencias, sólo para forjar la tuya propia. Dos caras que se niegan una a la otra.
No todo lo que se va, vuelve. No todo lo que empieza termina. No todo lo que arde, se quema.
Saber que sabes, como yo, lo que sabemos el uno del otro.  Negar que me niegues. Querer poder quererte. 
Querer olvidar que quiero olvidarte por quererte.

Tierra Santa

Siempre quise visitar Tierra Santa.
Ahora he cambiado ese deseo.
Ahora quiero visitar la Santidad de tus dunas
Tu Templo destruído lo levantaré de nuevo en tres noches
Ahora quiero ser tu Via Non Dolorosa
Quiero ser tus espinas
Plasmar mi rostro caliente en tu espalda
Llenar mis heridas con tus esencias
Que nos azoten, nos maten y nos sepulten
envueltos en la misma mortaja, ocultos tras una piedra inamovible.
Ahora quiero conocer los rincones más sagrados
de tu estirpe
tus rituales de pureza
y sobre todo tus rituales de impureza,
de incastidad
de despudor
de lujuria.

Soñar fantasmas vivientes

Hoy soñé contigo.
La sensación impregnó todo mi día, como música de fondo de centro comercial. Incluso pese a que tenía mejores cosas que pensar, había un sabor melancólico en el fondo. Luego, todo el día fue melancólico. Se vienen cosas nuevas pero sólo los dioses saben de qué calaña.
Por lo pronto quisiera salir de este agujero. Mi lago ya se calmo pero apenas si en verano es la temporada de huracanes en este lado. Necesito exiliarme de mí mismo.
Hoy otra vez soñe contigo y eso que tenía días de no pensar en tí. De nuevo tengo cosas mejores en que pensar...pero el sabor (o sinsabor) no sale de mi cráneo. Supongo que será hasta la confrontación que este nonato se decida a morir. Que viva, ya lo dudo. Cuando menos deberíamos bautizarlo para ahorrarle el Limbo.
En fin, mejor ven y bautízamesta.
Estoy empezando a mandar al carajo los signos de puntuación. No sé cuál sea la relación entre tus cicatrices (aquí es de origen no pertenencia) y este extraño síntoma. Cada día nos acerca más,,,…

Aves cantinas

Los tiempos de nuevo se dejan ver a lo lejos con sonrisas gigantes de colmillos deformes. Su monstruosidad no es inusual pero sí distinta. El mismo techo compartido por aliados y enemigos, por esperanzas y grilletes que se debaten por el dominio de almas en desgracia que se les ocurre pasar por ahí.
Los imperios y despotismos terminan en la guillotina, a manos del pueblo.

Qué diablos yo quería escribir algo bonito.
Ahí va algo bonito para contrastar de madrazo con lo anterior:

Silencioso cardenal
Mudo desde ayer
Caminando por entre las hojas aplastadas
la hierba quebradiza que nos cubre la cara
Comete el error
Deja que la duda te haga resbalar y caer en brazos ávidos
Cae en mi trampa
Que el silencio te tortura como torturó a cientos de corderos idiotas antes

...just when you think, you left me blind...

En las esquinas y grietas
el eco de nuestros cuerpos ausentes
arriba, el mar de lágrimas rojas
La ceguera me traga los pensamientos
Me ciega el gusto
Me mata el tacto
Ceguera corporal
Au…

V

¿Quién te ofrecerá los arreglos precisos de palabras que adornen tu cabello, tus ojos y tu piel?
NADIE
Y ojalá puedas andar por el camino sin mirar atrás ansiando, ya no una plegaria a favor, si no un verso que cuando menos te mencione con melancolía y añoro. Lo que se escribió, escrito quedará. Pero de ahí a que nazcan nuevas líneas en tu honor...ahí sí ponte a rezar porque pase.
Y lo que sí dudo mucho...que encuentres en otro la disposición que me predestiné. Esa entrega hasta de los órganos y los dolores y la mente y las letras. Ojalá no extrañes mucho mis desatinos lingüísticos, pero eso sí no puedo evitar pensar qué feo debe ser que te escriban tanto y tanto intenso y de repente toparte con una pared de cursilerías baratas escritas con faltas de ortografía.
Dios te perdone y se apiade de tí.

:)

Dry martini mix

Un martini seco.
Unas notas profundas, vibrantes, reverberan entre tus muslos.
Te hundes en las sábanas como la aceituna, como una roca al fondo de un estanque invisible.
Sorprendes.
Prometes pecados imposibles de perdonar incluso por el dios más misericorde.
Me aseguras las llamas del infierno y más calor que ése sobre tu regazo.
El humo gris brota de entre tus dientes, de tu nariz, de tus ojos,
desde tus pies asciende como dedos de muerto.
Déjame ciego.
Reza conmigo, para mi...Reza por la perdición de mi alma.
Devórame con tus siete cabezas, ahógame al fondo de tu copa, conviérteme en la aceituna.

Un martini seco.
Grilletes cálidos al tacto, firmes al movimiento, renuentes a abrirse.
Unas notas profundas brotan de tu garganta, vibrantes;
reverberan en mi cabeza tus palabras siseadas en mi oido:

Expiaré todas y cada una de tus culpas.

Tugurio de cuarta

Cambió el escenario de un golpe mientras los actores apenas esperaban ver caer el telón para asumir nuevas psiques. No supimos cuándo quedó atrás la tragedia griega, pasamos por la epopeya solitaria y terminamos en el...¿qué carambas es esto? La escenificación del pasaje bíblico en un tugurio de cuarta, 2000 años después y en el rabo del mundo, es algo a considerar, aunque sea por simpatía. En esta bitácora, me he dado cuenta que mi principal motivación es preguntar. Preguntar por todo. Como si me fuera la cordura en ello. Eso es verdad en cierta medida. Así que ahora intento no hacer preguntas....no tantas, carajo. ¡Debo salir de este cajón arrumbado! Estoy tan lejos de todo y todos que es como estar enterrado vivo. No me quejo de la vida dentro del sarcófago. Me quejo de que siento que me pierdo la vida del exterior, el mundo que está a unos 1000 km siguiendo el sol desfayeciente. Hoy ni los buenos días hubo. El monitor se limió a una mirada medioferoz y medioindolente. Claro, estab…

Hoy es día

Hoy es día de que eche afuera algo de lo que traigo estreñido desde hace días en la mente.
Los dilemas que estando solo cobran tal relevancia, los que antes no sólo eran invisibles sino que no habíanse gestado nisiquiera.
Y los que permanecen todo el tiempo, los constantes espinales que florecen bajo los pies y tras las uñas. Las espinas de la flor del sexo opuesto siempre dejan marca más honda, rasguños que tardan más tiempo (y borracheras) en desaparecer.
Hoy es día de decir a ustedes y a mí que tengo una vara de hierro clavada en el corazón, y que de momento me parece natural que esté ahí. He de decir también que ya no siento el agobio del agobio que me agobiaba sobre cómo otros me agobiaban al no agobiarme. Así de complicado es. Ahora sé que sólo es un asunto de personalidad mío y de los demás, y que una vez que comprenda el mío, podré manejar, comprender y solventar el de los otros.
Debo decir y admitir que en mi soledad ahora escogida, vivo muy feliz. Sobre todo porque empiezan …
Dame clases de poesía con tu cuerpo - Aute

Sin más

Además de rumiar las horas sentado frente a las luces, dedico estos días a encararme a mi mismo. Además de encararme a mi mismo, dedico estas líneas a desinflar un poquito los ánimos caldeados en mis sienes. Y ya. Creo que mi interior está revuelto y no sé qué quiero, no sé que quiero decir, no sé qué quiero gritar ni sé qué quiero para mi para después. Gracias

Cuestionario a los inexistentes testigos

Y dime, ¿ahora dónde está ese viernes en el pasto del parque?
¿qué pasó con el cigarro mentolado entre tus dedos?
¿qué separó mi lengua de entre tus labios?
¿y el aire entre tus ojos y mis ojos?
¿y qué es del humo entre nuestras bocas?
¿qué con mis piernas entre las tuyas?
¿qué fue de las risas entre los besos?
¿a dónde fueron los suspiros entre caricias?
¿a dónde las fuerzas contenidas entre los dedos?
Y dime, ¿qué carajos pasó con el ansia de la ropa entre nuestros cuerpos?

waarraragh

Entonces, ¿cómo es que quería decírmelo? Sí, es cierto. Su silencio varias veces me retumbó en el oido pero su mensaje era ambiguo y más bien tendiente a la paranoia. Bueno, ahora veo que en realidad de paranoia no había ni una pizca.  No sé si maldecir o admirarme de la capacidad de mi inconsciente de casi preveer lo que la gente dirá o hará. Soy un idiota por no hacerle caso, y un necio por incluso acallar esa voz. Sé que pronto tendré otro cisma. Ya están colocadas las estrellas en el tablero bícromo del cielo y se aproximan jugadas decisivas para la configuración de un nuevo yo. El resugrimiento duele como no tienen una idea, pero al final el calvario valdrá la pena. A esa certeza debo hincarle los dientes para no quebrarme. ¿Por qué no lo dijo antes, derecho y sin miramiento? Repito: si no quería decírmelo así, ¿entonces cómo? Miente. No decir nada, no aparecer ni tratar de hacer un esfuerzo por aparentar normalidad fueron su manera muy concienzuda (nada aprobada, por mi parte) …

De monstruos y líquidos

La cosa dio un giro. Pero para dar ese giro primero la cosa tuvo que tumbarse de lado, como un amasijo de carne, cansado y olvidado. Este ente se la pasaba bomba entre el humo del cigarro, las miradas sin significado, la plática extraña y excavadora. Pero los interlocutores no veían otra cosa que sus propios rostros. Aquí, la piltrafa tragaba sorbos amargos de aire y se miraba los zapatos. Estos zapatos lujego le servirían para casi correr del lugar y esperar en casa, fuera de casa más precisamente.
Como quiera que fuese, en la siguiente versión del mismo lugar, tomando nuevas versiones del mismo mezcal y cerveza, la cosa decidió saltarnos encima y vernos a los ojos. Más bien debería decir que la dejé salir y tomó un poco el control del habla. Así fue que, apenas antes de que despertara el siguiente día, el monstruo que me rasgaba la nuca se encogió conforme avanzaba la charla, y se fue desinflando. No murió, ni escapó ni dijo nada: sólo me sigue, cabizbajo y callado, apenas más alto …

Guarapeta X

Al final, todos son la misma asquerosa persona. Ya sea que antes hayas creído irreversiblemente en sus palabras, Sólo quiero ir por agí. Ella está haciendolo sólol No nwrwrddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd

Lo que los nuevos aires traen consigo

No sabría por dónde comenzar. Supongo que lo mejor es, simplemente comenzar.
Con esta nimia entrada doy inicio a las que posteriormente conformarán el corpus titulado con la etiqueta "Bitácora de viajero". No es precisamente una presumidera de 'fui para allá' y 'estuve allí'. Aunque tal vez haya algo de eso eventualmente. El objetivo de esta plática conmigo es, sin más, platicar conmigo. Desdoblarme un poquito verme en el espejo de la pantalla de la computadora. Así que agárranse y esperen ver un poco de todo y mucho de nada.

Comodín

Guadalajara, tierra de más de veinte años. Sólo déjame dormir. Hoy me apresuro a alejarme de las dianas,  y espero con impaciencia mi turno en el arco. Déjame conocer aires nuevos, cielos mayores con luces más altas. Estoy a unos días de separarme por mucho tiempo de la gloria de tu comida, de la suciedad de tus calles, de tu indecisa violencia, de tu turbada confusión, y lo más doloroso, estoy por alejarme de tus impactantes mujeres. En unos días mis queridos bloguectores, mi entradas comenzarán a estar dedicadas a un nuevo capítulo en mi vida. Honraré el término del blog y se convertirá ésta casa en una bitácora de mi transcurrir por el nuevo ciclo que, privilegiadamente, sé que se avecina. La verdad me esperan cosas insospechadas y siempre digo que sobre el futuro incierto es mejor ni hablar, sólo plantarle la mejor cara y esperar que sea lo que uno quiere, por sus huevos, que sea. Hoy mi pinche ciudad (es mía y le digo pinche con todo el cariño) se dedicó a darme la mejor de sus …

Otras sangres

La sangre es una forma en que vemos materializada el alma, o parte de ésta. Las huellas de sangre son pedazos de la vida de un ser que se le escapa líquida entre las manos. La violencia que implica el desprendimiento en grandes cantidades del tibio carmesí puede abrumar y atontar al espectador.  La sangre es el humor líquido por excelencia: transporte de gozos y sufrimiento, emisario de maldiciones de padres a hijos, malformaciones y demás regalos divinos ramificándose del pecado original, ingrediente negro y principal de la sangre humana. Cuando la sangre hierve dentro de las arterias, las consecuencias no podrían ser más dispares: odio, deseos de muerte, asesinatos de familias o salones de clases enteros perpetrados mientras bullía la hemoglobina; úlceras y migrañas autoinflingidas a aquellos necios que se tragan su propia rabia, pensando que pueden ahogarla al cerrar la boca... El deseo incontrolable y animal de dos cuerpos cuyo calor casi desnaturaliza la estructura de la sangre …